Gase cavando su propia tumba.

Tras la aplastante derrota sufrida por los Dolphins de Miami a manos de los Vikings de Minnesota 41-17. El cuerpo técnico de los Dolphins parece seguir enajenado de la realidad. La defensa de los Dolphins, que ha tenido actuaciones individuales sobresalientes como Xavien Howard, Kiko Alonso, Reshad Jones y Minkah Fitzpatrick, es sino la peor una de las peores. Pongamos en perspectiva que al entrar al juego del pasado domingo los Vikings en ofensiva eran el equipo numero treinta de la liga en el juego por tierra, en la carrera. El dirigente de los Vikings Mike Zimmer había, días antes, limpiado la casa despidiendo a su coordinador ofensivo ante la mediocridad ofensiva de su equipo. Zimmer había comentado que prefería un equipo que corriera más el balón. Por lo que no era secreto ni muy difícil pensar que esa tarde los Vikings tendrían más jugadas por tierra. Matt Burke coordinador defensivo de los Dolphins, se obstina en mantener una formula defensiva que no ha dado resultados por 14 juegos, y le permitió a uno de los peores equipos en la carrera la friolera de 220 yardas por tierra. Increíblemente durante la semana en una conferencia de prensa dijo que confía en su esquema defensivo y entiende que no debe hacer cambios en el mismo, dejando claro en sus comentarios, que para él, el problema de los Dolphins no es la defensa. Me arriesgo a decir que Burke debió haber sido despedido luego del 8vo juego, cuando todavía había tiempo suficiente para hacer cambios en la defensa para no permitir tantos puntos a los contrarios. Analicemos los números: los Dolphins han permitido un total de 5805 yardas, mientras la ofensiva ha producido solamente 4590, para negativo 1215 yardas. Han permitido 374 puntos, contra 295 que han producido. Además de haber permitido 30 puntos o mas en 6 ocasiones. Aun así, ante este patético cuadro de mediocridad defensiva Burke conserva su puesto de coordinador defensivo y la confianza del dirigente Adam Gase.
Tras la derrota del domingo hay escasas posibilidades de la clasificación ya que los Dolphins dependerán de lo que suceda en otros estadios. Vienen obligados a ganar sus últimos dos juegos de la temporada y sentarse a mirar la pizarra de resultados. En este momento el último espacio para el juego del comodín (wild card) lo controlan los Ravens de Baltimore con 8-6, le siguen de cerca los Colts de Indianápolis con 8-6, los Titans de Tennessee con 8-6 y los Dolphins con 7-7. Mientras en la división hay una posible opción que se concretaría si New England pierde frente a Búfalo y los Jets, mientras los Dolphins ganen sus últimos dos juegos en casa frente a Jacksonville y en la carretera frente a Búfalo. Todavía hay un 5% de probabilidad matemática de clasificación.
No hay mucho espacio para analizar el juego, ya que los Dolphins están obligados a ganar. Entre los datos que podrían observarse esta la situación de que podría ser el último juego en Miami para Cameron Wake, ya que se convierte en agente libre al culminar la temporada y para la próxima temporada tendría 37 años y su salario rondaría poco mas de 8 millones, por lo que está por verse si los Dolphins mantendrían en su roster a Wake. Hay muchas cosas en juego, no solo la permanencia de Wake, sino la de Danny Amendola, Ryan Tannehill y DeVante Parker entre otros.
Ha sido una temporada algo extraña. La cantidad de lesiones que han mermado a los Dolphins semana tras semana debe ser analizada para tratar de encontrar una explicación más allá de la mala suerte, el cuerpo de entrenadores físico debe ser escrutado concienzudamente para ver si ahí se consiguen explicaciones. El cuerpo técnico tendrá que pasar el cedazo de su dueño Stephen Ross, quien se rumora está listo para hacer rodar cabezas. Por el momento la mala administración del personal técnico me hace pensar que Gase está cavando su propia tumba. Cuando estadísticamente los números, en especial de la defensa son tan mediocres, debió hacer cambios. El esperar a ver si las cosas mejoraban domingo tras domingo sin ver resultados pesa en su contra. Solo queda ganar los últimos partidos y esperar a ver si se vuelve a repetir el milagro de Miami.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s