Lastimados como nunca antes.

Luego de mucha búsqueda e investigación con seguridad puedo decir que nunca antes había habido un equipo con tantas lesiones en la NFL como los Dolphins de Miami. De hecho el número de lesiones es tal, que ya supera las lesiones de varios equipos en toda la temporada pasada. Sin embargo, todavía los Dolphins no han jugado media temporada. Para buscar algo que pueda arrojarnos luz fui varios años atrás. Llego hasta el 2014 donde el director de entrenadores atléticos de los Dolphins, Kevin O’Neill, fue reconocido como el mejor de la liga. En 2014 los Dolphins fueron reconocidos como el equipo con menos lesiones de la NFL. O’Neill fue despedido durante esa temporada por el escándalo de bulín en que se vieron envueltos los Dolphins. En el 2015 los Dolphin contratan a Ryan Grove como director de entrenadores atléticos y a su vez contratan como director de rendimiento deportivo a Wayne Diesel quien venía de trabajar con el Tottenham de la Premier League de futbol, y con los Spurs de San Antonio en el NBA. Diesel contrata a los Laboratorios Kitman para trabajar en conjunto en prevenir lesiones. Grove el director de entrenadores es despedido al momento de la segunda lesión de Tannehill y es sustituido por Kyle Johnston, tras los Dolphins caer de ser el equipo con menos lesiones en 2014, al de más lesiones en 2015. Laboratorios Kitman y Diesel usan la tecnología para hacer mediciones térmicas de los movimientos de los jugadores utilizando marcadores reflectivos en los uniformes, creando un tipo de MRI para identificar atletas en riesgo de lesión o haciendo movimientos incorrectos durante los entrenamientos. Dicho sistema es similar al utilizado por Electronics Arts para diseñar la franquicia de juegos Madden. Se le entrega un informe detallado a los entrenadores y dirigentes al finalizar cada entrenamiento. De ahí se parte a la prevención y trabajo físico, de detectarse anomalía alguna. Los Dolphins son el primer equipo de la NFL en utilizar dicho sistema, que fue diseñado para jugadores de rugby. Lo interesante es que se trae a una persona con experiencia en baloncesto y futbol, deportes que en nada se asemejan al football americano y que la carga de entrenamiento es totalmente distinta. Cabe señalar que casualmente tras la salida de O’Neil en 2014, y la implantación de esta tecnología los Dolphins son unos de los equipos con más lesiones de la liga. Lo único científico para reafirmar esta observación que puedo mencionar es que los tres deportes no son similares y que aunque funcionó en el rugby y futbol, parecería que está teniendo problemas en adaptarlo al football americano. Las lesiones se siguen sumando, para el juego de hoy los Dolphins irán sin dos de sus principales armas ofensivas los recibidores abiertos (WRs) Albert Wilson y Kenny Stills, además la posibilidad de que las alas abiertas (TEs) Mike Gesicki y A.J. Derby tampoco puedan jugar. Dicho esto analicemos el juego de hoy.
Debemos comenzar diciendo que los Texan de Houston tienen una línea defensiva mediocre, en especial sus tacles, por lo que hoy debe ser una noche donde veamos muchas jugadas donde la presión de Robert Quinn y Cameron Wake hagan que el mariscal de campo (QB) DeShaun Jackson sea inconsistente dando espacio a Xavien Howard Reshad Jones para detener la ofensiva por aire, de lo contrario De Andre Hopkins podría adueñarse de la noche y destruir la defensa sagüera de los Dolphins.
En la ofensiva la velocidad de Kenyan Drake en la carrera podría ser decisiva, ya que las combinaciones de recibidores de los Dolphins deberán incluir mucho a los alas abiertas ya sea en bloqueos o capturando pases intermedios y largos, ya que la defensa de los Texans ha sido duramente castigada de esa madera esta temporada. Tanto Ja’Wuan James y Laremy Tunsil serán claves en la línea frontal ya que enfrentarán una defensa que han ocasionado 10 pérdidas de balón (fumbles) y 19 detenciones (sacks), la cual es dirigida por J.J. Watts y Jadeveon Clowney.
Son dos equipos muy parecidos estadísticamente. Con las mismas metas definir un mariscal de campo que los guie a la post temporada y lograr un balance ofensivo. Los Dolphins buscan cerrar la primera mitad de la temporada con record ganador, pero llegan a Houston lastimados como nunca antes.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s