Obligados a ganar Gase y Tannehill.

Luego del desmoronamiento ofensivo de los Dolphins de Miami el pasado domingo, ha vuelto a renacer el debate de la decisión de Adam Gase de no seleccionar un mariscal de campo (QB) en el pasado sorteo de novatos. Manteniendo así su respaldo a Ryan Tannehill como abridor de los Dolphins, luego de mantenerse inactivo por más de un año tras una seria lesión en su rodilla. Luego de tres victorias, parecía que los Dolphins sacarían del liderato de la división a Tom Brady y los Patriots de New England. Pero ese domingo en New England, Tannehill al comando de la ofensiva tuvo un juego para olvidar. Tuvo solo 11 pases en 20 intentos con solo 55% de conversiones, ninguna anotación e una intercepción. Luego el pasado domingo en Cincinnati, toda parecía salir “a pedir de boca” los Dolphins mantenían una solida ventaja al comenzar el último cuarto de 17-3, pero en una posesión de 3ro y 2 yardas, cuando la carrera Dolphin comenzaba a dejarse sentir, Gase decidió ir por el aire, la línea ofensiva colapso, el pase no pudo ser alcanzado por Albert Wilson (WR). En la jugada Laremy Tunsil abandono el juego por una contusión siendo sustituido por Sam Young, quien no pudo hacer nada para proteger a Tannehill y las próximas posesiones fueron dos intercepciones y una pérdida de balón forzada (fumble) , suficientes para derrotar a unos desgastados Dolphins.
La situación no fue del todo negativa, la defensa Dolphin ha seguido siendo dominante. Reshad Jones, Kiko Alonso, Robert Qinn y el novato Minkah Fitzpatrick junto Jerome Baker dejaron la ofensiva de los Bengals en una sola anotación y solo 13 puntos, estos venían con un promedio de 31.5 puntos anotados en la zona roja, bueno para el cuarto lugar en NFL en anotaciones. Semana tras semana la defensa ha ido subiendo su nivel de juego al punto de tener 10 intercepciones en 5 juegos.
Para la tarde de hoy los Dolphins reciben en casa a quizás la línea defensiva más temible de la liga, los Bears de Chicago. Quienes tras la llegada de Khalil Mack han dado un giro defensivo a su temporada. ¿Cómo reaccionara la protección de los Dolphins ante los siete frontales defensivos de los Bears? Ya que la línea frontal de los Dolphins ha sufrido la salida de sus abridores Josh Sitton y Daniel Kilgore, sumada la contusion de Tunsil, mas la posible ausencia de Tannehill por una lesión en su hombro de lanzar hacen la tarde una difícil para los Dolphins. Es un juego que puede ser ganable en la medida que la ofensiva Dolphin se mantenga en el terreno y produzca puntos, ya que de esa manera la defensa de los Dolphins podría cerrar fuerte el partido y obligar al mariscal de campo (QB) Michell Trubisky a cometer errores. Trubisky ha cometido tres pérdidas de balón(fumbles) y ha sido interceptado en tres ocasiones, algo que podría ser aprovechado por los Dolphins para conseguir la victoria. Ademas de la posible ausencia de Tannehill, estarán fuera en la tarde de hoy Cameron Wake y Bobby McCain sumándose estos a la larga lista de lesiones de los Dolphins. Pero no hay tiempo para lamentos hay que salir a jugar, estamos en plena temporada y los Dolphins de Adam Gase y Ryan Tannehill están obligados a ganar. Lo contrario abonaría a la presión mediática en contra de ambos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s