Zapatero a su zapato.

La presente temporada de los Miami Dolphins ha dejado demostrado que en el football cada cual debe tener una responsabilidad. Para ser mas claro, llegó la hora de que los Dolphins tengan un verdadero Gerente General (GM), un verdadero coordinador ofensivo, un nuevo equipo de escuchas y un nuevo equipo de dirigentes para asistir a Adam Gase. La forma en que se conducen los trabajos en Miami es una irregular los movimientos de personal los dirige un amigo personal del dueño, dejando la posición de Gerente General como una meramente cosmética, prácticamente sin funciones. En otras palabras Mike Tannebaum debe dejar a Chris Grier o cualquier otro que venga hacer su trabajo en coordinación con el cuerpo de escuchas. Tienen que volver a la base del trabajo de ver y estudiar los novatos que entran al sorteo, para de ahí traer soluciones a los actuales problemas del equipo. Gase tiene que dejar que sea el coordinador ofensivo quien haga el trabajo de llamar las jugadas, solo intervenir en momentos claves, en los momentos en que el entienda que hay que salir del patrón ofensivo para crear puntos o avances en determinado momento. Se debe hacer cambios en los asistentes de Gase, son demasiados los problemas en la linea ofensiva, en la defensiva, como para pensar que el problema es solo de jugadores. El cuerpo de dirigentes debe compararse con un maestro, si sus estudiantes fracasan es porque no se transmitió el conocimiento correctamente. Pues algo así pasa en los Dolphins, demasiados problemas para solo responsabilizar a los jugadores por el pobre desempeño del equipo.

La mentalidad de Tannebaum ha afectado mucho dentro y fuera de la organización. El traer al equipo veteranos que ya están en el ocaso de su carrera en nada aporta al desempeño de los Dolphins. La inmensa mayoría de ellos ha perdido la pasión por el deporte y solo están por ganarse un buen sueldo, las victorias y las derrotas ya no importan para ellos. Hay que reestructurar la organización, para ir a buscar novatos al sorteo con hambre de producir, hay que dar oportunidad al nuevo talento a demostrar que saben jugar. No puedes tener un jugador en la banca que en tres temporadas ha jugado solo 5 o 6 secuencias y dejarlo libre porque no produjo. No se puede ir a un sorteo de jugadores a llenar un equipo de prácticas, si los seleccionas es por que viste potencial en ellos, porque viste talento para jugar y producir. Es por esta razón que llegó la hora de contratar un gerente general, con un verdadero cuerpo de escuchas que venga a conseguir novatos que representen el futuro de la organización.

Los veteranos que no han aportado estadísticamente para producir vitorias deben ser recortados. Hay que hacer espacio en el tope salarial y la mayoría de ellos solo están consumiendo ese tope salarial. Es claro que la soluciones no están dentro de la organización. Mucho menos en el vestidor. Llego la hora de verdaderamente reestructura a los Dolphins. Que cada cual asuma su rol y que cada zapatero vaya a su zapato. No hay espacio para improvisar.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s