Un capricho costoso.

La semana pasada fue una pesadilla para Los Dolphins de Miami. Comenzó con la contusión de el corredor (RB) Jay Ajayi, luego fue el guardia ofensivo Ted Larsen y más tarde el líder del equipo su mariscal de campo (QB) Ryan Tannehill. Tres de sus principales armas ofensivas están fuera de los entrenamientos. Ajayi podría regresar en los próximos días pero Larsen podría perder la mitad de la temporada y Tannehill podría perder toda la temporada. El pánico se ha apoderado de toda la organización y no es para menos. Un equipo con una anímica defensa, que perdió a su coordinador defensivo y el cual debe por el momento depender de su ofensiva, pierde tres de sus armas en una misma semana. Peor aún, cuando miras a ver quién puede tomar sus posiciones, te das cuenta de que no tienen a nadie en su roster que pueda jugar al nivel de abridor.
El nivel de desesperación llego a su punto culmínate el domingo cuando la organización decide contratar a Jay Cutler. Este jugo para el dirigente Adam Gase con los Bears de Chicago en el 2015. Muchos han hablado de que esa fue una gran temporada para Cutler bajo el mando de Gase. Analicemos sus numeritos de esa temporada y luego hagan su propio juicio. Cutler amaso un total de 3624 yardas, con 24 anotaciones (TD) y 11 intercepciones. Hasta ahí aparentemente estamos hablando de grandes números, pero veamos eso detenidamente. Cutler y los Bears terminaron 23 en yardas por aire, su record de ganados y perdidos fue de 6-10. O sea fue un equipo perdedor. Peor para Cutler es la situación de que 9 de sus 11 intercepciones resultaron ser decisivas en 9 derrotas. ¡Está leyendo bien! Cutler fue el responsable de 9 de las 10 derrotas de los Bears esa temporada. Pero dejemos esa temporada a un lado, miremos su total de victorias y derrotas durante su carrera: 67 juegos ganados y 71 derrotas. Sea usted el juez. Un mariscal de campo (QB) con poca movilidad, que no ha probado ser ganador en toda su carrera y que tiene un buen brazo. Cutler recibirá, por una dudosa carrera estadísticamente hablando, 10 millones de dólares. Si comparamos la inversión de salario de los Dolphins para esta temporada en la posición de mariscal de campo (QB), estamos hablando de cerca de 35 millones de dólares contra menos de 20 millones de dólares de los campeones Patriots de New England.
La decisión de contratar a Cutler aparenta ser unilateral del dirigente Adam Gase. La misma puede afectar el estado anímico del equipo desde el camerino hasta en sus finanzas. Matt Moore ha creado una afinidad con los jugadores, que tras el anuncio de Gase de que Cutler viene para ser abridor, podría crear animosidad en el camerino. Los Dolphins se encuentran en posición de próximamente discutir una extensión al contrato de Jarvys Landry, quien en su último año de contrato ganara cerca de un millón de dólares y con sus estadísticas la administración no se puede dar el lujo de que Landry se declare agente libre. Pues la contratación Cutler le resta otros 10 millones al tope salarial de los Dolphins, lo que podría trastocar las negociaciones. El capricho de Gase podría ser costoso para el futuro de los Dolphins por su alto precio, porque no garantiza de ninguna manera más victorias para los Dolphins. Pudieron haber invertido menos dinero en quizás, Colin Kaepernick, quien es muy parecido a el trabajo desarrollado por Tannehill. Y es que el sentido común ante la incertidumbre de cómo quedara conformada la línea ofensiva dictaba otra solución. Ya que sabemos que solo están saludables y disponibles Laremy Tunsil y Jermon Bushrod. Nadie puede garantizar que Mike Pouncey sea en centro abridor ya que sus constantes lesiones lo mantienen alejado de los entrenamientos, y no se sabe a ciencia cierta quienes completaran la línea ofensiva. La lógica apuntaba a un mariscal de campo (QB) con movilidad, pero Gase entiende que Cutler podría ser contestación a la ausencia de Tannehill.
Espero estar totalmente equivocado y que Cutler desafíe, a sus 34 años, sus propias estadísticas. Que deje a un lado sus actitudes, que son secretos a voces, los que dicen que no mantiene buena relación dentro y fuera del camerino con sus compañeros. Por el momento Cutler es un capricho costoso de Adam Gase.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s